domingo, 27 de diciembre de 2009

PERDER EL GLAMOR CON ESTILO

* Imagen cortesía de HOLA.com

Stilettos vertiginosísimos, vestidos sumamente largos y faldas tan entubadas que son un reto al equilibrio; han sido, en innumerables ocasiones, artífices de caídas y resbalones; que son a su vez, muestra de que las expertas de las pasarelas son tan humanas y tan falibles como nosotras. Situaciones como ésta, convierten a las modelos de pasarela en modelos de buena actitud, y ¿por qué no? de estrategia para salir con todo estilo, de aquellas situaciones que nos hacen perder el glamour.

Lo admito, hay eventos en la vida que nos hacen perder el balance, en los que quedamos en ridículo y que pueden ser una pesadilla de aún mayores dimensiones si además, nuestra hazaña fue presenciada por un cúmulo de testigos, agravándose todavía más el penoso momento si entre ellos están los suegros, el jefe, el galán que nos trae loc@s o un personaje importante; pero vamos, ¡que nos ha pasado a todos!... ¿Quién no ha sufrido una caída pública, un tacón despegado, una falda voladora a lo Marilyn Monroe, un bikini víctima de la fuerza del océano o el menú del restaurante impreso en el vestido más blanco?... ¡Y qué decir de la escena que pareciera ser parte de la más escalofriante película de terror, donde la protagonista llega a la fiesta y la bruja de la historia trae el mismo vestido!... Entonces, el mundo se le desmorona, se siente frustrada y expuesta al ojo clínico de la cruel concurrencia, olvidándose de que su misión es pasar un rato agradable y que ha ido a ese sitio a divertirse; pero ¿cómo divertirse después de momentos tan desagradables en los que la seguridad en ti mismo ha sido vulnerada?... Aquí te doy cinco pautas facilísimas:

1. Recuerda que: todos somos humanos y por tanto falibles ¡No te exijas tanto!

2. Si has arrancado una sonrisa o mejor aún, una carcajada de tus testigos, probablemente les has alegrado el día; ¡Diviértete tú también y tómalo con humor!

3. Si te lesionaste físicamente durante el percance, no quieras levantarte de un brinco; tómate el tiempo necesario para evitar consecuencias graves y ¡tómatelo con filosofía!

4. Que no te avergüence pedir ayuda, ni aceptarla cuando ha llegado sola.

5. No olvides nunca, que el mejor outfit es la actitud; siéntete seguro de quién eres y disfrútate para poder también disfrutar de cada momento.

Con actitud positiva, buen humor y una sonrisa; la seguridad se apoderará de ti y te acorazará contra la vergüenza destructiva; impidiendo que un percance acabe con la diversión o te impida seguir con tu plan inicial; además sólo con actitud positiva serás capaz de aprender de la experiencia y fortalecer tu seguridad en base a ella; y es justamente esa seguridad, la que te permitirá que en esos momentos en los que se pierde el glamour, tú, mantengas el estilo, haciendo de éste tu sello personal. ¡No te tomes los fallos tan en serio; acéptate y disfrútate; recuerda: ya bien dice el dicho que “lo importante no es caer, sino levantarse” y es tu elección con qué actitud lo haces… no dejes pasar ninguna oportunidad para presentarle al mundo la mejor parte de ti!

* Artículo de mi autoría publicado en la Revista Alejandro Cano Fashion & Lifestyle ed. Diciembre de 2009.

viernes, 18 de diciembre de 2009

lunes, 14 de diciembre de 2009

Diccionario de Estilo: complementos de invierno

* Imagen cortesía de Katmanduaffair.com

En esta ocasión, traigo para tí las diferencias entre los principales complementos utilizados para cubrirnos del frío de manera elegante y para darle ese toque especial a tu outfit:

El fular o Foulard (en francés) es la llamada “bufanda ligera” que en Europa suele usarse durante el verano. Suele ir en tejidos lisos o estampados y su origen es rumano; en este país, las mujeres lo utilizan anudado alrededor del cuello para cargar a sus niños pequeños. Actualmente está muy de moda en todo el mundo y se usa alrededor del cuello dejándolo ligeramente holgado.

Bufanda: Pieza textil rectangular, significativamente más ancha que larga. Las hay en todo tipo de estampados: cuadros, rayas, puntos, dibujos, etc.; y se caracteriza por ser de tejidos espesos: algodón, lana, acrílico; etc. Y su función principal es cubrir el cuello y las vías respiratorias para protegernos del frío; sin embargo, su papel dentro del mundo de la moda es también muy importante.

Palestina: Es un pañuelo de extensión media de tejido ligeramente abierto y que posee un estampado característico a cuadros irregulares, suele ser bicolor en blanco y negro (aunque actualmente se utiliza ya en varias combinaciones) y debe su nombre a su origen Jordano (aunque cabe aclarar, que su nombre real es kufiyya, kafiya). Si se habla de pañuelos palestinos inmediatamente nos viene a la mente la imagen del extinto líder palestino Yasir Arafat que lo portaba en la cabeza; pero, ¿cómo llegó a la moda?... Su origen en el mundo del fashion es muy reciente, se ubica en la pasarela de Balenciaga del Otoño-Invierno 2007; cuando el director creativo de la marca decidió utilizarlo; desde entonces, las calles de todo el mundo se han visto inundadas de esta pieza.

Chal: Pieza femenina más ancha que larga que se lleva sobre los hombros. Suele ser rectangular; aunque es común también encontrarla de forma triangular. Las hay con y sin flecos y usualmente son en tejidos medios (seda, encaje y lanas ligeras); pues cumplen la función de proteger de las temperaturas ligeramente bajas o bien, llevarse como adorno. Su origen se remonta al siglo XVIII y originalmente era portada por los soldados franceses y británicos. Se recomienda llevarlo colgado de los hombros dejándolo ligeramente holgado a la altura de la espalda alta; puede anudarse al frente o rodear los brazos para ser anudado a la espalda. Cuando es muy largo, se recomienda doblarlo por la mitad.

Chalina: Es similar a un chal, con la particularidad de que suele ser de tejidos ligeros y significativamente más angosta que éstos; suele usarse anudada al cuello o para cubrir esta parte del cuerpo; para disimular un escote o cubrir los hombros, etc. A diferencia del chal, al ser de tejidos ligeros no cubre del frío tan eficazmente, por lo que es considerada de fines decorativos para enriquecer el look. Es una herramienta muy útil para vestidos de noche y para sesiones donde se combinará lo religioso con lo social.

Rebozo: Lienzo rectangular típico mexicano que sirve para cubrir la parte superior del torso y la cabeza; se considera un producto del mestizaje. Suelen elaborarse de algodón, seda y artisela; llevan regularmente estampados muy pequeños y se caracteriza por los flecos laterales. Hoy, esta pieza tan emblemática del traje típico mexicano, puede verse en pasarelas y escenarios mundiales; aportando abrigo y elegancia a la vestimenta.

Pashmina: Es un abrigo rectangular que si bien, puede variar de tamaño, se ubica regularmente entre los 2 metros de largo y los 90 cm de ancho; su terminación a los costados suele ser con flecos de trencilla de este mismo material. La Pashmina debe su nombre al material con el que se hace: lana de cashmere (considerada la mejor del mundo) ya que se obtiene de una cabra llamada Chyanga, que sólo habita las zonas montañosas y desocupadas del Tibet, a unos 2,700 metros de altura; esta cabra, tiene la particularidad de tener pelos de tan solo 12-14 micras de espesor (el pelo humano es de 75). Si bien, la Pashmina de material “genuino” es sumamente costosa, en el mercado mundial podemos encontrar numerosas réplicas en tejidos menos delicados y que lucen de maravilla.

*Artículo de mi autoría, publicado en la revista Alejandro Cano Fashion & Livestyle, edición diciembre 2009.

viernes, 11 de diciembre de 2009

ANIMAL PRINT: Sexy & Chic consagrado en la moda

Osado, divertido y sobretodo sexy… el animal print ha estado presente en la moda por siglos y aunque, por mucho tiempo fue considerado vulgar, hoy se coloca como uno de sus ingredientes más importantes y como ésta, se renueva a cada temporada…

Si bien, el estampado de leopardo es el que más se lleva, las texturas y propuestas pueden abarcar gran parte de la fauna: cocodrilos, cebras, jirafas, víboras y tigres son también muy populares y podemos encontrarlos en diseños, modelos, accesorios y prendas para todos los bolsillos.

Aunque el animal print, es un elemento totalmente fashion, saturar tu outfit con sus propuestas puede llevarte al desastre, resultando un look excesivamente cargado y de mal gusto; por ello es importante aprender a combinarlo, pero ¿Cómo lograrlo?... ¡Es muy fácil! Procura combinar las prendas de animal print con otras de tonos afines en tejidos lisos y con accesorios de la misma gama cromática o bien, en colores neutros. Igualmente te recomiendo no crear híbridos, es decir: llevar al mismo tiempo un vestido de leopardo, con zapatos de cebra y bolsa de cocodrilo puede lucir un poco raro, por lo que es mejor llevar una sola especie encima. Recuerda esta regla de oro: vestir prendas de leopardo no te convierten en uno, por lo que no es preciso vestirse de pies a cabeza con este estampado; y si has decidido llevar estampados de este tipo prefiere también las prendas en tonos mate si es de día y los satinados para la noche; y por supuesto, la más importante: no olvides que existe gran cantidad de ofertas en el mercado de productos de animal print sintéticos y que con su consumo, evitamos el maltrato a los animales.

Explora las tiendas de nuestra ciudad y disfruta de esta propuesta por demás divertida haciéndola parte de tu guarda ropa; y sobre todo ¡Diviértete mucho experimentándolo para ser una verdadera fashionista!

* Artículo de mi autoría, publicado en la Revista Alejandro Cano Fashion & Lifestyle / Edición diciembre 2009.

martes, 1 de diciembre de 2009

¿En qué consiste un examen antropométrico?


Es la prueba que se realiza con la finalidad de conocer las proporciones corporales, determinar las simetrías y asimetrías en las medidas del cuerpo e identificar aquellos elementos característicos de la anatomía de cada individuo.

En el caso de la asesoría de imagen, los resultados de ésta prueba permitirán definir aquellos elementos de la vestimenta (ropa y complementos) idóneos para cada persona; las líneas y formas en la vestimenta e indumentaria, el volumen adecuado en las prendas; e incluso aquellos elementos que permitirán a cada persona potenciar sus cualidades y características positivas y neutralizar los inestetismos que pudieran presentarse en su anatomía.

La realización del examen antropométrico se lleva a cabo de la siguiente manera:

Fase 1: “De recuperación de información”

El cliente acude a una primera sesión con el asesor de imagen y este realiza un análisis de su estilo, forma de vida y necesidades específicas, etc. mediante la formulación de un cuestionario específico para tal fin; además de ello, recupera información sobre medidas y proporciones (toma de medidas con cinta métrica) y documenta mediante fotografías (frente – perfil – trasera) al cliente; para trabajar mediante ellas en el cálculo y medición de las proporciones corporales con un método especializado para tal fin. Duración fase 1: de 20 a 30 min.


Fase 2: “De presentación de resultados”
El cliente vuelve a la consultoría; en esta ocasión, el asesor le informará el resultado del análisis y de los resultados arrojados, entregándole para tal fin un informe detallado al cliente donde se especifican cada una de las características antropométricas encontradas en su persona. Así mismo, incluirá en dicho informe un módulo denominado “De asesoría” donde se indicarán cada una de las pautas de vestimenta e indumentaria idóneas para la complexión, proporciones corporales, características específicas y necesidades establecidas del asesorado; explicando cada una de estas pautas con la finalidad de que el cliente pueda asimilarlas y sea capaz de ponerlas en práctica. Duración fase 2: de 40 a 60 min.

¿Cuáles son las ventajas de realizarme un examen antropométrico?
Es ideal para hombres y mujeres, ya que la realización de este estudio te permitirá conocer mejor cada una de tus características personales anatómicamente hablando; y esto, te hará capaz de adaptar tu vestuario a tus necesidades específicas, potenciando lo mejor de ti y neutralizando aquellas características que así lo requieran. Te permitirá hacer más eficiente tu guardarropa, aprender a comprar sólo aquellas prendas que te favorecen y a conocer la mejor manera de sacarte el mejor partido para lucir más distinguido, más profesional, más elegante e incluso, más seguro de tu atractivo y con ello, más a gusto con tu propia imagen, proyectándolo hacia los demás.

¡No dejes pasar esta oportunidad de conocerte mejor, recuerda que aprender sobre uno mismo es aprender a disfrutarse!

sábado, 28 de noviembre de 2009

Los meridanos: Fashionistas o Fashion Victims (segunda parte)

Tras recibir numerosas réplicas y comentarios recibidos a través de la Revista Alejandro Cano sobre el artículo “Los meridanos, a la moda o víctimas de ella” (mismos que te agradecemos profundamente) publicado en la revista en su edición de noviembre y en este mismo blog en días pasados, decidimos continuar con la investigación al respecto; por ello, nos dimos a la tarea de salir a las calles de nuestra ciudad y visitar sus centros de reunión para encontrarnos con los protagonistas de esta historia: los meridanos y residentes foráneos que han decidido establecer su vida en nuestra blanca urbe; y preguntarles su opinión sobre la situación de la moda de nuestra ciudad, su visión sobre la relación de ésta con ellos mismos y sobre el entorno, detractores e impulsores del desarrollo de tendencias en nuestra queridísima Mérida… todo ello, al tenor de tres cuestionamientos: ¿consideras que te vistes a la moda?; ¿consideras que los meridanos se visten a la moda?; Menciona las causas y motivos para afirmar o negar lo anterior…

Los resultados obtenidos son muy interesantes, ya que nos revelan que la mayoría de los meridanos (en este caso el 70% de los encuestados) consideran estar a la moda, mientras que sólo el 10% se confiesa alejado de ella; por el contrario, en el caso de la visión sobre la sociedad, la fórmula se revierte, pues el 70% consideró que en general, la sociedad meridana dista mucho de vestirse a la moda y sólo el 10% considera que sí la sigue. Respecto al 20% restante, en ambos cuestionamientos, la respuesta fue que la moda es seguida “en cierta medida, aunque no totalmente” tanto por ellos como por la sociedad.

Vayamos a la parte más interesante de este proceso; es decir, a conocer los motivos por los que tú consideraste que la sociedad o incluso tú mismo, no están tan inmersos en seguir la cultura de la moda. Las causas referidas por los meridanos son: la cerrazón de la sociedad; el exceso de prejuicios y el temor a la crítica; la falta de opciones en el mercado; la insuficiencia de recursos económicos para invertir en el guardarropa y el llamado “borreguismo”.

Te confieso que, si bien, los resultados obtenidos no se alejan de lo expresado por la que escribe, en la de noviembre, la experiencia fue sumamente enriquecedora; pues tuve la oportunidad de apreciar que, pese a lo que creemos, las calles de nuestra ciudad, cada día nos sorprenden con personajes de estilos exquisitamente elaborados, que además de evocar a la moda y sus tendencias, reflejan en cada detalle un estilo tan personal y muchas veces, tan original (incluso sin la necesidad de invertir para ello muchos recursos o realizar gastos excesivos), que enriquecen el imaginario cultural de la moda en nuestra urbe. No me queda más que decir: ¡Gracias a quienes nos inspiran y gracias a ti, por seguirnos enriqueciendo con tu opinión! sígueme contando que piensas, tus dudas y sobre todo tus inquietudes, para que juntos podamos nutrir y ¿por qué no? enriquecer la cultura de la moda meridana.

* agradecemos la imagen a: G!S by Sergio González

viernes, 20 de noviembre de 2009

Los Meridanos... ¿fashionistas o fashion victims?

"Cambiaba de vestimenta al menos cinco veces cada día y su debilidad exquisita eran los peinados, no tenía en la cabeza otra cosa que la moda; pero un día dejó de hacerlo… ese día cayó esta cabecita tan cuidada. Así es, hablamos de María Antonieta; la primera fashionista de la historia..."

La moda ha estado de moda hace mucho tiempo y dejó de ser, hace mucho tiempo también, privilegio exclusivo de la aristocracia; hoy se ha democratizado, surge en esas calles de cualquier lugar, donde los próceres diseñadores se inspiran en propuestas que gente como tú o yo, dejando a un lado los convencionalismos sociales, les regala y que, en la próxima temporada, podremos quizás ver sobre una pasarela. Hoy, Moda no es sólo una semana en La Gran Manzana, París, Cibeles o Milán; es globalización y expresión, pero aún tiene obstáculos; si bien pensaríamos en el factor económico por basarse en la Alta Costura, irónicamente en geografías como nuestra blanquísima ciudad sus detractores son otros: el “miedo al qué dirán”, los complejos, el temor a desencajar y a decir ¡yo impongo moda! que nos reduce a pensar, que la moda se limita a t-shirts con siluetas de cérvidos, aves o reptiles que inhiben la creatividad de muchos, prefiriendo mimetizarse con el colectivo antes que ser señalados. Preciso aclarar, que no estoy en contra de estas marcas; coincido en que finalmente, cada uno se vista como le plazca y acorde a la situación; pero como una enamorada de la moda, las tendencias y estilo propio, como una adicta a la sensación de pararme frente al espejo y ser capaz de decir “soy yo”, no señalar la importancia de vestirse de uno mismo, sería por mi parte incongruente.

Cuando por moda se evoca únicamente a fenómenos mercadológicos, no puedo evitar preguntarme: ¿Qué pensaría Gabrielle Chanel cuando los meridanos salimos de antro clonados los unos de los otros?; ¿Mermaría la creatividad de Vionnet si “ir un poco más allá” que el código impuesto por el maniquí de una plaza comercial se considerara por la sociedad “hacer el ridículo”?; ¿Sería Yves Saint Laurent parte de la manada?; ¿Christian Dior, imprimiría sus iniciales en t-shirts de todas las tallas y nos vestiría en serie?... No confundamos estar a la moda con ser víctima de ella; volvamos a la cordura, es decir a Chanel cuando afirmaba “la moda se pasa de moda, el estilo jamás”. Atrevernos a explorar la moda, a cuestionarla y experimentarla nos permite adaptar sus propuestas a nuestras necesidades creando estilo propio y llevando sólo lo que nos favorece; y entonces sí, desde esta perspectiva, hacernos las preguntas adecuadas: ¿Cómo vestiría Valentino a un yucateco para que aguante el calor?; ¿Cómo adornaría Lanvin mi curvilínea figura?; ¿Cómo traducir Balenciaga a mis posibilidades económicas?...

La moda te permite mucho con poco; “conocer de moda” no precisa vestir couture, es ser capaz de combinar “trapitos” de segunda mano con prendas de diseño; reconocer un buen tejido se compre en el extranjero, en el más exclusivo almacén o en el más democrático de los mercados… Si aún no lo haces ¡descúbrela!; experimenta y enriquece tu look con sus propuestas, ¡atrévete a vivir la moda!; a expresar quién eres, a proponer, a traducir la moda en estilo; a conocer que es mucho más que cuatro marcas comerciales, que tiene mucho menos de superflua de lo que se piensa y que sus líneas, formas y texturas son expresión de quienes somos como humanidad. Yo, por mi parte, me comprometo a acercarte a ella, a darte las pautas para traducirla en estilo propio y adecuarla a nuestro caluroso clima; y sobre todo, a poner todo el esfuerzo en que como a mí, finalmente, te enamore.

Nota de mi propia autoría, recuperada desde: Revista Alejandro Cano /noviembre 09.

miércoles, 28 de octubre de 2009

La salud, es Estilo

Que nos mueva la belleza, la moda y sobre todo: LA SALUD...
INSPIRACIÓN NUTRICIONAL.

lunes, 12 de octubre de 2009

Decálogo del buen anfitrión.

1. Permite siempre que sea tu invitado quien te indique el camino. Condúcete a su ritmo tanto en la conversación, como en las actividades (beber, comer, etc).

2. Sé siempre consciente de tu ambiente: temperatura-orden-olores-iluminación-sonidos.

3. Si fuera una reunión preséntate a ti mismo y a quienes te acompañan si es preciso, es probable que quien te visita no tenga presente algún nombre, evítale incomodidades; por supuesto, nunca presentes a alguien por medio de su apodo a menos que nunca utilice otro nombre.

4. Una silla, nunca estará de más.

5. Una conversación persona-persona siempre deberá primar frente a una llamada telefónica o que un mensaje escrito. ¡Devuélvelo luego!

6. De ser posible y el ambiente adecuado, ofrece siempre una bebida a tu invitado. No ofrezcas alimentos a menos que sea una jornada larga o que la reunión sea con ese fin.

7. Respeta el tiempo de tu visitante; no lo atrapes de más. Si por algún motivo debe esperar, haz esta espera, lo más corta, agradable y entretenida posible.

8. Si dispones de poco tiempo para recibir a quien te visita, hazlo saber desde el primer momento y de manera amable. Por ningún motivo mires el reloj a cada instante es incómodo y descortés.

9. Evita las conversaciones sobre temas ofensivos o agresivos con quien te visita. No ha venido a pasar un mal rato. Asimismo, evítale pasar un mal momento siendo testigo de situaciones incómodas. Si estás malhumorado, no te comprometas a recibir a alguien.

10. Si tus invitados vienen a casa a cenar, toma en cuenta sus gustos a la hora de elegir el menú e infórmate si padecen alergias hacia algún tipo de alimentos.

Espero te sea de gran ayuda, para hacer más sencilla esta tarea y sobre todo, más agradable la experiencia. ¡Nos leemos la próxima! J

domingo, 4 de octubre de 2009

La higiene, también es estilo

Sabia y acertadamente, Gabrielle Chanel Afirmó: "La elegancia no consiste en ponerse un vestido nuevo" y ciertamente, cuando se refería a esto nos hablaba del porte, del estilo propio, de la actitud y de tener buena presencia.
La buena presencia consiste justamente en la conjunción de ciertos elementos indispensables: la proporción entre nuestro cuerpo y las prendas que usamos, el saber llevarlas adecuadamente, la actitud correcta y por encima de todo, pulcritud y la higiene, elemento que desafortunadamente vemos cada día más devaluado. Veo, con horror, como hoy en día resulta simpático para algunos e incluso atractivo para otros, el hecho de que famosos, celebridades y "estrellas" mediáticas, declaren con desenfado su falta de higiene, prolongando incluso por días, la inclusión de elementos como el agua, el jabón y la pasta dental (herramientas indispensables en la vida de cualquier persona se pensaría) en su rutina de vida.

Sin embargo, no hay que perder de vista que si bien, la higiene y la limpieza es una cuestión de buena presencia, es primordialmente un tema de salud.

En pocas palabras... ser una persona limpia es lo más parecido a ser un@ dios@. Si hay un área en la vida en la que es imperdonable tomar atajos es la higiene personal. El olfato, es el más agudo de los sentidos y un olorcillo extraño puede durar mucho tiempo en nuestra memoria. Estos no son tiempos medievales y nosotros, vivimos en un clima muy caluroso, por lo que cuando se presente usted ante el mundo no hay excusa alguna para tener mal aliento, olor corporal o una imagen de poca higiene. Por ello, he aquí unas pautas:

En aquel sitio donde pasa todo el día, por ejemplo, su sitio de trabajo, tenga en todo momento en su bolso o en un cajón de su mesa un neceser para arreglarse que contenga: desodorante, pinzas, lima de uñas, un paquete de caramelos de menta, pasta y cepillo dental, palitos para los oídos, un espejo, productos femeninos de higiene, polvo o crema matificante y en casos puntuales, una muda de ropa interior.

Nunca olvide que causar una buena impresión es la suma del carisma (expresión) y estética (imagen).

- Es importante, extremar precauciones en cuanto a:

a) Marcas de las axilas en la ropa.

b) Nuestro aliento.

c) El rostro y sus matices.

d) Las suelas de los zapatos.

e) Las uñas.

f) La perfecta higiene dental

g) Las orejas y uñas.

h) El perfume. Son peligrosos tanto el defecto como el exceso. ¡No intentamos asfixiar a nadie!

- Los gases. Nunca, por ningún motivo son admisibles y si alguien sufriera un accidente no lo evidencie.

- Evite el uso excesivo de gomina y productos que estropean o hacen lucir sucio el cabello.

- Cuide su peinado y el mantenimiento de los tintes.

- Pida incluso a un colega de confianza que le haga un examen rápido y respecto a ser recíprocos en este punto:

a) Hágalo siempre en privado.

b) Sea siempre amable y de ser preciso directo.

c) Sea asertivo, recomiende un nuevo producto si es preciso. Incluso regáleselo si es posible; sé, que en ocasiones, esto podría resultarnos incómodo; pero créame, esa persona y quienes le rodean (incluyendo tu propio olfato mi querido lector) lo agradecerán.

Y recuerda, que tu higiene es parte fundamental de tu imagen y que aunque a veces resulta un tema un poco obvio, es importante preguntarnos que tan bien cumplimos con estas pautas indispensables, ya que tanto en el campo profesional como personal, el cuidado que tienes sobre tu limpieza siempre hablará de tu autoestima, del respeto hacia tu propia persona y también, del respeto que tienes hacia los demás. Gracias como siempre... ¡Nos leemos la próxima!

jueves, 1 de octubre de 2009

Test de color

Existen diversos métodos para determinar los colores adecuados para cada persona, por muchos años, se han utilizado dos métodos alrededor del mundo: El Método Itten o del Color Estacional, utilizado principalmente en Norteamérica, que se originó en la Escuela Bauhaus en la década de los años veinte y modernizado en la década de los 80’s por la Fashion Academy de los Ángeles que consistía en clasificar según las 4 estaciones del año y el método Munsell, cuyo origen data de 1991 en la House of Color de Londres donde se pasó de 4 a 12 paletas de color, clasificando a las personas de acuerdo a doce tonalidades específicas. Sin embargo, actualmente la tendencia mundial originada en Europa, consistente en estudios o test de color personalizados ha demostrado que, no es responsable clasificar a las personas en tan solo 4 o 12 grupos pues los seres humanos, tenemos características fisionómicas (rasgos) y colorimétricas tan diversas que nos hacen irrepetibles, causando que, dos personas, que incluso pudieran poseer los mismos tonos de piel, ojos y cabello, pudieran variar en aquellos colores que le son idóneos debido a sus facciones que son sin duda un elemento esencial.
Es, por estas razones, que actualmente se recomienda la aplicación de un test de color completo y personalizado para cada persona… pero, en ¿en qué consiste?...
El test de color, es el estudio que se realiza a tu persona, mediante la colocación de banderolas o capas de color, a fin de descubrir aquellos colores que más te favorecen y los efectos y sensaciones que te aporta cada color.

Para ello, se toman en cuenta diversos factores: el tono de la tez, ojos y cabello; la edad, la personalidad, la ocupación o características de tu profesión, actividades cotidianas, etc. A fin de que dichos colores, no solo sean propios para tus características físicas sino también, idóneos para estilo de vida.

El procedimiento se lleva a cabo de la siguiente manera:
En un estudio cerrado, iluminado preferentemente con luz de día; o en su defecto, con iluminación controlada, que proporcione la tonalidad e intensidad de ésta; y es ahí, donde frente al espejo, con la cara y cuello descubiertos el cliente será cubierto con las capas de color y observado por los ojos del especialista, pasando dichas capas una a una e indicándole aquellos efectos que el color le causa, si el color le favorece o le perjudica y que el cliente, pueda aprender sobre el manejo y administración de dichos colores para ser capaz de clasificarlos de acuerdo al entorno, ocasión y uso idóneo de éstos para su persona.
La prueba se realiza en un plazo de entre una y dos horas dependiendo de las características específicas del cliente y, posterior a ésta y en plazo no mayor a 72 horas, se le hace entrega y explica como utilizar, una cartera personalizada (catálogo de colores) que contiene todos aquellos colores que se determinaron como adecuados para su persona a fin de que pueda llevarlos consigo en todo momento y aplicarlos a su vida diaria, tanto para su vestimenta como para su maquillaje, tintes, joyería, accesorios y complementos.

* modelo genérico de cartera de color

El resultado de utilizar los colores adecuados a tu persona son increíblemente positivos; está demostrado que, el color adecuado puede aportarte muchísimo visual y psicológicamente, haciéndote lucir y sentir más atractivo y seguro y permitiéndote desenvolverte de la mejor manera posible. Y por el contrario, aquellos colores que te hacen lucir poco atractivo, cansado o que potencian inestetismos pueden afectar negativamente tu imagen.

Este servicio está disponible a través de IMAGE MAKERS no dudes en consultarnos que como siempre, estamos para servirte. ¡Gracias y nos leemos la próxima! J

martes, 29 de septiembre de 2009

Básicos de estilo para ell@s y ellos


  • Si eres mujer: nunca uses más de 10 accesorios (los zapatos y el bolso ya cuentan como 3)… a menos que quieras parecer “arbolito navideño”; si eres hombre, limítalo a un máximo de 7. ¡Los anteojos también cuentan!
  • Los estampados y figuras circulares siempre nos aportan redondez y mayor volumen visual.
  • Las rayas horizontales no engordan (ni el que se las pone) pero sí ensanchan la figura; NO nos hacen vernos más voluminosos o redondos pero sí, más anchos.
  • Los sombreros y gorros nos hacen lucir más bajitos, pues crean un foco de atención que permite “calcular” mejor la longitud.
  • Los zapatos bien lustrados y las uñas limpias son las mejores cartas de presentación.
  • La mejor manera de hacer patente que ha subido de peso es usando ropa en la que da la impresión de que explotará en cualquier momento.
  • La ropa laboral no debe ir ceñida al cuerpo (salvo que su trabajo sea tan específico que lo requiera para lucir más provocativo, entonces, acompáñelo de pedrería, viniles, pieles y plumas); de lo contrario debe ser holgada (cómoda) pero no ancha (grande).
  • Evita a toda costa usar pantalones de vestir y jeans con tenis deportivos. Para los jeans puedes usar zapatos deportivos urbanos (tenis street); los pantalones de vestir, llévalos siempre con calzado de este mismo tipo.
  • Mientras más grande sea un estampado, mayor volumen nos aportará. Esto aplica también para las medias, leggings y mallas decoradas.
  • La punta de la corbata debe rozar el extremo superior del cinturón, más baja significa que ha quedado larga y si no llega a éste, ha quedado corta.
  • Los calcetines deben ser del mismo color que el pantalón pues al sentarse y acortarse este, parecerá una extensión del mismo.
  • Los zapatos con pulsera acortan el tobillo y lo hacen lucir más robusto. Mientras más ancha sea la pulsera, más se pronunciarán estos efectos.
  • Si intentas “ocultar” un área de tu cuerpo cubriéndola de más solo lograrás hacerla más patente, la mejor manera de neutralizar es creando puntos de atención en otros sitios mediante estampados y/o accesorios.
  • Los collares largos y de figuras delgadas alargan la figura, mientras que los que son cortos y voluminosos nos acortan haciéndonos lucir menos esbeltas.

¿Tienes dudas o comentarios sobre un tema en específico?... ¡No dudes en escribirme!; ¡Nos leemos pronto! J

lunes, 28 de septiembre de 2009

¿Qué es Asesoría de Imagen?

La Asesoría de Imagen, es el método a través del cual se busca armonizar la imagen externa de una persona o empresa a fin de potenciar las cualidades personales y/o grupales, formando al cliente en hábitos y comportamientos para que pueda comunicarse más y mejor.
Todas estas tareas, se realizarán con un objetivo específico o motivación acorde a una necesidad del cliente sobre la que asesor y asesorado han llegado a una conclusión y se ha acordado una metodología específica de trabajo a fin de lograr la meta.

Esto último, es precisamente lo que diferencia al Asesor de Imagen del consejero o asesor de belleza. El Asesor de Imagen tendrá siempre presente el concepto de “belleza” pero su objetivo va mucho más lejos y siempre tiene que ver con el entorno (edad, ocupación, situación personal, carácter, gustos, costumbres, etc.) y necesidades del cliente.

La asesoría de Imagen Personal se compone de varios elementos:

  • Belleza: higiene, estética, dietética, etc.
  • Peluquería: técnicas, colores, cortes y estilos.
  • Maquillaje: estudios y aplicación de técnicas de Visagismo.
  • Vestuario: qué, cuándo, cómo según la forma del cuerpo (estudio antropométrico), tus cualidades y características personales (test de color) y situación específica (etiqueta)
  • Protocolo: oficial, social y de empresa así como técnicas de buenas maneras, modales y buena mesa.
  • Comunicación: expresión verbal (oral y escrita), no verbal (corporal y paralenguaje) y visual (decoración). Postura y elegancia.
  • Empresa: Recursos humanos, administración, marketing, Relaciones Públicas, etc

Para el caso de la Asesoría de Imagen Corporativa, se incluyen también las áreas de estudio del Hábitat, Imagen Colectiva, Imagen Corporativa, Arquitectónica, etc.

Todos estos elementos pueden aplicarse en una Asesoría de Imagen o bien, mediante servicios y asesorías específicos en las diversas áreas; por ejemplo el cada vez más popular test de color, el estudio de Visagismo (para determinar maquillaje, peluquería y accesorios), el examen antropométrico, servicio de personal shopper, asesorías o cursos cortos de protocolo y saber estar, etc.

La Asesoría de Imagen tanto personal como corporativa e incluso, los servicios que la componen de manera individual, están a tu alcance en el sureste de México a través de Image Makers; ¡será un gusto poder recibirte y colaborar contigo en esta aventura que te traerá resultados positivos incalculables!

Esperamos tener pronto noticias tuyas y estamos a tus órdenes para cualquier duda y/o comentario, no dudes en comunicarte para obtener mayor información sin compromiso J.

¡Gracias y hasta pronto!

Adriana Martín Sauma

Image Consultant & Personal Shopper